domingo, 22 de noviembre de 2015

SOBRE LA INSEGURIDAD

Sobre la inseguridad emocional

Durante estos últimos días con los atentados en Francia  no he parado de pensar en cómo nos sentimos cuando tenemos una amenaza externa, en como el miedo y la inseguridad al ataque y al daño nos hace ser tan vulnerables.
Todo el mundo que he conocido, y te invito a que pregunte a tu alrededor, admite tener periodos de gran inseguridad  e incluso aquellos que se definen como seguros, durante ese momento  se veían a sí mismos desde la perspectiva una persona sin apreciación de sus talentos, rasgos de personalidad, habilidades juzgándose injustamente con una  visión distorsionada de su propia personal
Pensando en alto he estado relacionándolo con como las personas nos podemos sentirnos más o menos seguras en nuestro camino, por lo que me he hecho varias preguntas con respecto a esto de que es la inseguridad, de si realmente está relacionada con nuestra personalidad y, como se produce y sobre todo como mejorarla.

Como definir la inseguridad

La inseguridad, se puede definir como la dificultad para escoger entre diferentes opciones para conseguir un objetivo determinado. Así como, la duda constante ante si lo que hemos hecho o dicho, nosotros mismos u otras personas, es acertado o no.
La inseguridad tiene que ver directamente con el miedo a no saber afrontar una situación y a las consecuencias negativas de la misma. La seguridad, sin embargo, es una especie de valentía que nos hace creer en nosotros mismos y en nuestras capacidades personales.

Características básicas de las personas inseguras

Hay algunos comportamientos frecuentes en las personas inseguras: dudas frecuentes, no entregar trabajos o informes por creer que no son suficientemente buenos, dudar de la pareja por creer que no le quiere suficiente, necesitar interminables pruebas de la pareja que le demuestren su amor…..

Consecuencias negativas de la inseguridad

Aquella persona que tiende a buscar la aprobación de los demás para sentirse valorada, tiene una alta probabilidad de vivir en una especie de montaña rusa. Cuando se encuentre con persones más afines a ella se sentirá pletórica, pero no podrá evitar cruzarse en la calle, escuela, trabajo, familia, barrio… personas que por pensar muy diferente a ella seguramente no van a aprobar algunas de las cosas que piensa, dice o hace y por lo tanto si depende también de ello para sentirse válida posiblemente se va a sentir mal.

¿Cuáles son los motivos que nos conducen a ser inseguros?

Fundamentalmente miedos, a ser rechazado a la crítica. El miedo a ser rechazados, es un miedo irracional que a veces no obedece a nada determinado, es irracional, es más una sensación que tiene la persona. Está muy relacionado en como pensamos y en los errores que tienen nuestro pensamientos al interpretar la realidad. Lo representamos en un diálogo interno que tenemos como:
·         La visión catastrófica en la relaciones personales, exagerando y anticipar un riesgo ante algo real que no existe
·         Minimizan sus propios recursos sociales, viéndose muy torpes en su relación social
·         Personalizan todo en una situación social, contabilizándose, vamos que si algo va mal se echan la culpa

Deficiencias en las habilidades de comunicación en nuestras relaciones sociales. Cuando alguien actúa de forma insegura no se expresa a sí mismo. Deja que las demás personas le manden, le digan lo que tiene que hacer y, generalmente, no defiende sus propios derechos. Por regla general, sus necesidades, opiniones o sentimientos son ignorados, y puede que otras personas se aprovechen de él. (todo lo contrario de una persona asertiva)

También no encontramos que la personas inseguras suele tener  baja autoestima tienen la tendencia de sentir y pensar constantemente en forma negativa y a tener una imagen pobre de nosotros mismos. Suele pasar por haber sido muy criticado, ridiculizado o ignorado en la infancia.

¿Qué podemos hacer para ganar seguridad?

Identificar estos pensamientos catastróficos en la próxima vez que tenga una situación social, cuando nos sentimos inseguros anticipamos que lo hará fatal y claro estos pensamientos hacen más probable que se cumpla esa profecía (efecto Pigmalión). Así que cambiamos estos pensamientos, como por ejemplo, en lugar de decir “lo haré fatal, me equivocaré, seguro que… pues diré me va a ir muy bien, etc. Con ello conseguiremos animamos a intentarlo.

Fijarnos en lo que hacemos bien, el inseguro se fija en todo lo contrario  “en la falta”, asi te darás cuenta de que las cosas no son tan tremendas como uno pensaba, si no que al ver como lo hago bien lo repetiré  la próxima vez, cogiendo  confianza.

Importante es que te des permiso para cometer errores, que veas que nada ni nadie es perfecto, cuando dejas de preocuparte en la imagen que vas a dar a los demás acabarás dando lo mejor de ti mismo. Deja de preocuparte por lo que piensen los otros.

Algo que puedes hacer es fijarte y observar en que te gusta de lo que hacen los demás e imitarlo, copiar  y repetir lo que te gusta y gusta de los demás, no sólo da resultado sino que ampliamos nuestro repertorio de conductas pues vemos que funciona.

Afrontar nuestros propios miedos en situaciones sociales,  aguanta un poco y comprobando que podemos y así tendrás más seguridad la próxima vez.




Una vez que nos damos cuenta de nuestra propia fuerza e importancia, una vez que veamos las formas en que hemos sido heridos y presos de nuestra propia angustia podemos empezar a liberarse de las cadenas que nos impiden avanzar. Podemos arrojar las inseguridades de nuestro pasado y convertirse en las personas que queremos ser en nuestro presente.

Nota: Para complementar puedes revisar el artículo sobre autoestima 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu partición.
En breve tendrás contestación